El drenaje linfático manual para eliminar la celulitis

julio 4, 2016

Para nadie es un secreto que la celulitis es uno de los males más comunes en mujeres y hombres, no solo desde el punto de vista estético, sino como consecuencia de otros problemas de salud que pueden estar afectando el cuerpo. Actualmente existen diversos tratamientos que buscan combatir este mal y eliminarlo permanentemente, razón por la cual hemos decidido traerte un método infalible para borrar la celulitis: el drenaje linfático manual.

¿Qué es la celulitis y por qué el drenaje linfático manual para combatirla?

La celulitis no constituye un problema exclusivo del campo de la estética. Se trata de una enfermedad asociada al metabolismo de nuestro organismo, donde existe una alteración de las células de los tejidos adiposos, cuyo drenaje inadecuado produce su inflamación, crecimiento y rigidez prolongada, lo que genera a su vez el efecto conocido como “piel de naranja”. La celulitis es una afección tanto de la circulación como del sistema linfático. En este sentido, el drenaje linfático manual ha demostrado ser eficaz como tratamiento, por lo cual te mostramos todo lo que debes conocer sobre este procedimiento.

El drenaje linfático manual Vodder es un método que consiste en hacer suaves presiones manuales en forma circular sobre las zonas afectadas y sus alrededores, con las que el terapeuta podrá hacer el restablecimiento del equilibrio de agua en el organismo, logrando devolver los líquidos retenidos y otras proteínas a la circulación y disminuyendo los diferentes tipos de edema en relación a su ubicación.

¿Cómo surge el drenaje linfático?

El drenaje linfático tiene sus orígenes en el año 1933, cuando los fisioterapeutas Emil Vodder y Estrid Vodder trabajaban en Cannes, Francia. Ellos observaron que sus pacientes presentaban ganglios linfáticos con hinchazón y dureza en el cuello. Gran parte de ellos padecían enfermedades respiratorias crónicas como sinusitis, faringitis o amigdalitis. Ante esta situación realizaron masajes suaves para aliviar este malestar, lo que evidenció mejoría en los ganglios de los pacientes más adelante.

La pareja siguió profundizando por varios años sobre este tipo de masaje, dando como origen lo que actualmente se conoce por drenaje linfático manual. No dejan de haber aspectos inexactos en dicha investigación, puesto que al no ser médicos, fueron bastante cuestionados por la medicina oficial. Sin embargo, científicos de Alemania, Austria y Bélgica, se dedicaron a perfeccionar los conceptos de los Vodder, para darnos actualmente la eficaz técnica para eliminar la celulitis.

¿Cómo se hace el drenaje linfático manual y cuáles son sus beneficios?

Este tratamiento es la forma correcta en la que se le puede dar drenaje a la celulitis. Este método no solo hará posible una disminucióndrenaje linfático manual de la celulitis y su posterior eliminación, sino que además el paciente recibirá los conocidos beneficios de los masajes, como lo son la eliminación de las toxinas y la mejora del sistema inmunológico. De igual forma, el masaje prepara de manera correcta la piel ante cualquier eventual procedimiento quirúrgico.

El problema inicia cuando el agua y las toxinas hacen presión en el tejido conjuntivo de la piel dando paso a la celulitis. Lo que se busca con el drenaje linfático manual es intervenir naturalmente en el proceso de estancamiento de líquidos en los tejidos. Lo que se debe tener claro ante todo es que a pesar de que no se trata de un procedimiento con mayores complicaciones, esta técnica requiere de una evaluación previa, por lo que es recomendable acudir previamente a un especialista médico.

Otro de los grandes beneficios del tratamiento es favorecer la eliminación de los líquidos en los espacios intersticiales, espacio comprendido entre las diversas células de los tejidos, dirigiendo por vías normales a los líquidos y permite que otros lugares los aprovechen de mejor manera. Además permite descongestionar las vías que se encuentran obstruidas por las toxinas que no han sido eliminadas. En definitiva el objetivo es activar la linfa, para evitar su saturación con elementos nocivos.

Consideraciones antes de realizarse un drenaje

Si existe una aplicación específica de los masajes asociados al drenaje manual y el resultado será evidentemente bueno. Y es que en teoría, se busca incentivar el ascenso de la linfa hacia los ganglios superficiales. En general, cuando se habla de celulitis se habla de células inflamadas, y como al definir inflamación, surgen diferentes tipologías sobre el tema, es importante señalar que existen diferentes tipos de celulitis.

Por ello es importante para los fisioterapeutas o médicos tratantes aclarar al paciente que el drenaje linfático es el mismo sin importar el tipo de celulitis que padezca. En este sentido, existe la celulitis general que se observa en personas con desórdenes alimenticios y obesidad, en zonas como los glúteos, el abdomen y los muslos. De igual manera, existe la celulitis localizada, que se presenta con dolores fuertes en las zonas afectadas y dificultad al movimiento.


¿Qué te ha parecido este artículo?