Peeling químico. Tipos, precio, riesgos y resultados

El peeling químico es un procedimiento de rejuvenecimiento de la piel en el que se le aplica una solución química con el fin de eliminar las capas superiores dañadas. Las capas de piel reveladas tras realizar un peeling químico son mas nuevas y por tanto más suaves y jóvenes.

Los peelings químicos se utilizan para tratar las arrugas, eliminar manchas faciales y para las cicatrices, sobre todo en la zona de la cara, donde tienen un efecto rejuvenecedor bastante notable. La exfoliación química se puede hacer sola o en combinación con otros procedimientos cosméticos.

El tratamiento se puede realizar a diferentes profundidades (light, medio o profundo) en función de los resultados deseados, lo que se consigue usando una solución química diferente para cada caso. Los peelings químicos profundos tienen mejores resultados, pero también debemos tener en cuenta que implican tiempos de recuperación más largos.

Tipos de peeling químico

La exfoliación química se puede utilizar para tratar diferentes problemas de piel, por lo que, en función de lo que queramos solucionar, podremos elegir el tratamiento en una de estas tres profundidades:

Exfoliación química suave o superficial

peeling facial caseroEspecialmente indicada para eliminar la capa externa de la piel, también conocida como epidermis. Este peeling se puede utilizar para tratar las arrugas finas, el acné, el tono desigual de la piel y la sequedad. Al ser tan suave es posible hacerse esta exfoliación una vez por semana durante hasta seis semanas, dependiendo de los resultados deseados. El ingrediente más común en este tipo de exfoliaciones es el ácido glicólico, un derivado de la caña de azúcar. La recuperación se encuentra entre 1 y 7 días, por lo que prácticamente podremos continuar con nuestra rutina normal al día siguiente del tratamiento.

Peeling químico medio

Este tipo de exfoliación química elimina las células de la piel que conforman la epidermis, así como partes de la capa media de la piel o dermis. Un peeling químico medio puede tratar las arrugas, borrar las cicatrices del acné y corregir el tono desigual de la piel. Es posible repetir un peeling químico medio una vez transcurridos 6 o 12 meses desde el último, con el fin de mantener los resultados. El más conocido es el peeling TCA (ácido tricloroacético), un producto que se suele usar en concentraciones que varían entre el 20% y el 35%. Dependiendo de tal concentración el tiempo de recuperación puede ser mayor o menor, pero como poco será necesario mantenerse lejos del sol durante al menos una semana.

Exfoliación química profunda

Elimina células de la epidermis así como partes de la capa inferior de la dermis. Su médico podría recomendarle una exfoliación química profunda si tiene arrugas más profundas, cicatrices o elementos precancerosos. El más popular es el peeling de fenol, un ácido capaz de aclarar la piel en gran medida. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que este producto es bastante fuerte, por lo que la piel a menudo pierde su pigmentación durante un tiempo, siendo necesario protegerla del sol durante al menos 2 semanas, es decir, un periodo mínimo de recuperación de 2 semanas.

Los compuestos más usados

A continuación se muestra un desglose de los diferentes productos usados en los peelings químicos y los efectos que cada uno tiene sobre la piel. El siguiente listado/resumen también nos puede ayudar a determinar qué tipo de peeling es el más adecuado para cada persona o finalidad:

Ácido Láctico

  • Es un alfa hidroxi ácido (AHA) derivado de la leche.
  • Indicado para personas que se realizan una exfoliación química por primera vez.
  • Bueno para la hiperpigmentación (mejor que los exfoliantes a base de ácido glicólico).
  • Se considera una exfoliación ligera, por lo que también es ideal para hacer un peeling facial.
  • Suaviza la piel y le da un brillo saludable
  • Se puede usar en todos los tipos de piel
  • Hace desaparecer las marcas oscuras
  • Mejor solución para pieles secas que los peelings con ácido glicólico.
  • Mejora la apariencia de las arrugas causadas por la luz solar.
  • Tiene un aspecto amarillento y espeso.
  • Poco o ningún tiempo de inactividad (a menos que se use un ácido muy concentrado)

Ácido Glicólico

  • Es un alfa hidroxi ácido (AHA) derivado mayormente de la caña de azúcar.
  • Es útil para tratar el acné y la decoloración de la piel, así como otras manchas oscuras que pueden aparecer en la misma.
  • Es más potente que los peelings de ácido láctico
  • Capaz de unificar el tono de piel
  • Mejora la apariencia de las arrugas causadas por la exposición solar.
  • Suaviza la piel áspera.
  • Limpia profundamente los poros
  • Colabora con la eliminación de los puntos negros
  • Este tipo de ácido suele ser claro y acuoso.
  • Poco o ningún tiempo de recuperación (a menos que se use en una alta concentración).

Peeling Mandélico

  • Es un alfa hidroxi ácido (AHA) derivado de almendra amarga.
  • Buen ácido para los novatos en el mundo de los peeling.
  • Es bueno para las personas que son propensas padecer acné.
  • Menos irritante que los ácidos glicólico y láctico.
  • Elimina o exfolia las células muertas de la piel
  • Se considera un tipo de peeling bastante suave, por lo que no suele causar molestias.
  • Capaz de unificar el tono de la piel para hacerla más homogénea.
  • Lo pueden usar las personas con la piel más oscura
  • Bueno para las personas con rosácea
  • Su aspecto es claro y acuoso.
  • Colabora en la reparación de los daños solares, suavizando la apariencia de las arrugas
  • Poco o ningún tiempo de inactividad

Peeling Enzimático

  • Se extrae a partir de frutas, así que salvo combinación no usa ácidos.
  • Es el más suave de los peelings químicos.
  • Limpia los poros.
  • Indicado para personas cuya piel es sensible a los ácidos.
  • Se considera una exfoliación light.
  • En general es bueno para todo tipo de piel.
  • No necesita ningún tiempo de recuperación.

Ácido Salicílico 

  • Es un hidroxi beta ácido (BHA).
  • También se considera una exfoliación ligera aunque es más profunda que los peeling AHA.
  • Bueno en la limpieza de poros.
  • Indicado para pieles grasas con tendencia a padecer acné.
  • Su apariencia es la de una solución clara y acuosa.
  • Al usar el mismo principio activo que la aspirinas es preciso evitar este peeling químico si se padece alergia a las aspirinas.
  • El tiempo de inactividad tras este tratamiento también es mínimo.
  • Más información sobre el peeling salicílico.

Peeling TCA

  • Se basa en el ácido tricloroacético (TCA).
  • Bueno tanto para la hiperpigmentación como para las marcas poco profundas causadas por el acné.
  • Es un peeling de intensidad media, por tanto es más fuerte que los exfoliantes químicos anteriores.
  • También es un buen apoyo para reparar los daños causados por el sol.
  • Mejora la apariencia de líneas finas y arrugas.
  • Puede hacer las estrías menos visibles.
  • La piel se pela físicamente, es decir, se desprenden las capas superiores.
  • El procedimiento puede llegar a ser doloroso.
  • En altas concentraciones suele necesitar varios días de inactividad (entre 7 y 10 días).

Peeling Jessner

  • Este tipo de exfoliación química es una mezcla de ácido láctico, resorcinol ácido salicílico y ácido glicólico.
  • Más fuerte que el ácido glicólico o las exfoliaciones con ácido salicílico, pero más débil que los peelings TCA.
  • Contiene alcohol, por lo que puede causar sequedad en algunos casos.
  • Recomendado para los que tienen piel grasa o con tendencia a padecer acné.
  • También suele ser recomendado para el tratamiento de acné quístico.
  • No recomendable para los que tienen  piel seca o sensible.
  • La piel suele pelarse físicamente tras el procedimiento.
  • El tiempo medio de recuperación para este tratamiento suele ser de una semana.

Peeling fenólico o de fenol

  • Basado en el ácido carbónico.
  • Es uno de los peelings químicos más fuertes disponibles en la actualidad, capaz de actuar a mucha profundidad.
  • Especialmente indicado para personas con piel clara, pero no recomendable para los tipos de piel más oscuros.
  • Capaz de reducir la visibilidad de arrugas más profundas.
  • Mejora la apariencia de las cicatrices de acné más superficiales.
  • Usado para eliminar pecas y otras manchas de la piel.
  • También puede tratar las decoloraciones de la piel y la hiperpigmentación.
  • Es un procedimiento bastante agresivo por lo que requiere anestesia local  y medicamentos para el dolor tras el tratamiento.
  • La piel se torna de color rojo, inflamada y con costras antes de volverse marrón y comenzar el proceso de pelado.
  • La coloración roja de la piel puede mantenerse de 2 a 3 meses tras la aplicación del peeling.
  • Debe ser realizado siempre en un centro médico (dermatólogo).
  • Toma al menos un mes para una recuperación completa.

¿Cuanto cuesta?

El precio de un peeling químico es distinto en función del país en el que nos encontremos o incluso de la ciudad, así como también es diferente entre los distintos centros médicos. En la actualidad, el coste de este tratamiento ronda aproximadamente una horquilla de precios que van desde los 500 € hasta los 800 €. Sin tener en cuenta los posibles gastos añadidos, que puedan surgir en las exfoliaciones químicas mas profesionales, como son el costo de los anestésicos, el uso de quirófanos, y el tiempo que nos vayamos a hospedar en el hospital. Así pues, el costo total del procedimiento variara en función del tipo de peeling solicitado, el estado de nuestra piel, y otros factores propios de cada caso. Un peeling químico suave puede costar apenas unos 100 €, mientras que una exfoliación química profunda es por lo general mucho mas cara, y su precio podría llegar incluso a los 6000 €.

¿Qué resultados podemos esperar de este tratamiento?

Si se realiza correctamente en los pacientes apropiados, la apariencia de la pielantes y después de un peeling químico tratada tendrá una textura más juvenil, presentando una coloración uniforme que se mezclará con la piel no tratada. Dependiendo de la profundidad del tratamiento obtendremos mejores resultados, pero como ya he dicho, los tiempos de recuperación aumentarán:

  • Una exfoliación química suave puede mejorar la textura de la piel y el tono, así como disminuir la apariencia de las arrugas finas. Los resultados serán sutiles al principio, pero aumentaran con futuros tratamientos. Después de una exfoliación química suave, es importante evitar la exposición al sol hasta que la piel nueva cubra por completo el área tratada.
  • Con el peeling químico medio, la piel se notará notablemente más suave después del procedimiento, pero tendremos que evitar la exposición al sol durante varios meses.
  • Si se trata de una exfoliación química profunda, veremos mejoras dramáticas en la apariencia de las áreas tratadas, pero necesitaremos un tiempo de recuperación de varios meses. Además deberemos protegernos del sol de forma permanente para evitar cambios en el color de la piel.

Los resultados de la exfoliación química podrían no ser permanentes, ya que, a medida que envejecemos, continuamos generando arrugas al entrecerrar los ojos y sonreir. Por otra parte, el daño solar también puede revertir los resultados y provocar cambios en su color de la piel.

Posibles riesgos

En general, cuanto más profundo sea el tratamiento, mayor será el riesgo de padecer efectos secundarios y complicaciones. Así pues, los peelings químicos más agresivos con la piel pueden llevar aparejados los siguientes riesgos:

  • Enrojecimiento (eritema). Es posible algo de enrojecimiento de la piel después de un peeling químico. Con peelings más profundos o con ciertos tipos de piel, enrojecimiento puede ser grave. En función de esta gravedad el enrojecimiento puede desaparecer en unas pocas semanas, o puede durar varios meses.
  • Cambios en el color en la piel. Las áreas tratadas se pueden tornar más oscuras (hiperpigmentación) o más claras (hipopigmentación) que la piel circundante. Los peelings más suaves y superficiales son más susceptibles de causar hiperpigmentación, mientras que los peelings profundos tienen más posibilidades de causar hipopigmentación. Este efecto secundario afecta sobre todo a las personas con la piel más oscura, por lo que a menudo se les recomiendan las exfoliaciones más suaves.
  • Costras y escamas. Pueden aparecer durante el periodo de recuperación tras el enrojecimiento, si bien se suelen caer pasado el tiempo de reposo.
  • Hinchazón (edema), especialmente alrededor de los ojos.
  • Cicatrización. En raras ocasiones, un peeling químico puede provocar cicatrices, generalmente en la parte inferior de la cara. Afortunadamente es posible usar medicamentos esteroides y antibióticos para suavizar la apariencia de estas cicatrices.
  • Reacción alérgica a la sustancia química.
  • Infección. Las personas que tienen un historial de brotes de herpes, son especialmente propensas a la infección por este virus después de una exfoliación química. En contadas ocasiones, también se puede conducir a una infección micótica o bacteriana
  • Aumento de la sensibilidad a la luz solar. La nuevas células de piel que quedan expuestas tras el proceso de pelado carecen de la pigmentación suficiente, por lo suelen ser más sensibles a la luz solar durante algún tiempo.

En casos extremos, las exfoliaciones profundas que usan fenol pueden causar complicaciones más graves durante el procedimiento, lo que incluye daños al corazón, riñones e hígado. Para limitar la exposición al fenol, este tipo de exfoliaciones tan agresivas se hacen en porciones de 10 con intervalos de 20 minutos.

4.56/5 (16)

¿Qué te ha parecido este artículo?